Cuentos como churros

Cada día, un cuento recién hecho (cerramos festivos)
20161206_lais L

Un cuento sobre gatos

escrito por Sr.Churrero / ingrediente de Kuttco

Nuestro gato Lustro no se acostumbra al nuevo apartamento en la ciudad. Se esconde detrás del retrete, maúlla sin parar. Mario y yo nos miramos con el corazón en un puño y luego le miramos a él, sentados los dos en el borde de la bañera, en un equilibrio ridículo. Casi no cabemos los dos juntos, nuestras caderas se estorban. No lo decimos pero los dos pensamos en lo feliz que era Lustro en la urbanización, correteando por el jardín de nuestro chalet. A veces, cazaba ratones y  ardillas y nos los dejaba en el porche como una ofrenda. Por las noche escuchábamos sus peleas con otros gatos, los maullidos que nos ponían los pelos de punta y nos hacían sentir un poco orgullosos de él. Ahora maúlla y Mario y yo nos miramos porque no hay mucho que podamos hacer. La casa es extraña, los olores son extraños, las sombras, las formas. Hemos traído su caja favorita y la hemos colocado en el salón pero no sale del baño, el baño es su reducto, su bastión. Maúlla, maúlla, maúlla. Lustro no es nuestro primer gato, hemos tenido otros. Primero, un persa que era de Mario cuando nos conocimos y que vivió ocho años. Luego, una gata sin raza que rescató Mario una noche en la carretera. Casia, así se llamaba la gata, no tragaba a Lustro. Era una gata tímida, un poco arisca, la verdad. A mí casi no me dejaba tocarla, sólo hacía caso a Mario. Casia murió de una panleucopenia, una infección muy grave. Vomitaba por los rincones pero creímos que era una gastroenteritis. Ahora que lo pienso, hace justo un año de aquello. Un poco menos, quizás, pero fue por estas fechas, cuando Mario perdió el trabajo. Y aquí estamos ahora Mario y yo, sentados en la bañera de nuestro apartamento nuevo, observando cómo Lustro se esconde tras el retrete sin dejar de maullar. Y sería tierno si no fuera tan coñazo.

 

Sobre el ingrediente

El gato de la foto no es Lustro. El gato de la foto es Tizón, o Taison para los amigos, y seguro que es mucho más agradable que Lustro. Tiene que serlo porque su dueña, Lais, habla maravillas de él. Lais es fotógrafa y con su pareja tiene un estudio de fotografía que se llama Kuttco. El nombre encierra un secreto pero no lo vamos a contar: que sean ellos quienes lo desvelen, si quieren, en los comentarios. Eso sí, si los churreros celebraran una boda, querrían que Kuttco inmortalizaran el instante (y nos vestiríamos de blanco harina, ¿quién lo duda?). Así que... ¡Viva Kuttco! ¡Vivan los gatos! ¡Vivan los churros con gatos!

Por cierto, avisamos: llega la primavera a la churrería y se avecinan cambios. No os vayáis muy lejos.

7 Comments

  1. Angela |

    Muy buenos días churreros!! estupendoo el cuento de hoy, pobre Lustro, no me extraña que esté triste, lo duro que debe ser vivir en libertad y de golpe y porrazo, que te encierren en un apartamento, a mi me pasaría lo mismo,por cierto, ayer no pude comentar el cuento de Jazz, me parececió geniaaaal, cuanta paciencia la del trompetista,yo no hubiera aguantado tanto 😉

    Responder
  2. Kasirucita |

    Como se dibuja un gato (por Gloria Fuertes):
    Para dibujar un gato
    se dibuja un garabato
    -¡el garabato ya es el gato!-
    pero le faltan las cejas -oblicuas-;
    y las orejas (las orejas son dos triángulos en pico)
    y ahora.. .el hocico.
    El bigote es importante
    (un gato sin bigote es como una trompa sin elefante)
    (un gato sin bigote es como una jirafa sin cogote)
    Los ojitos orientales (hacia arriba)
    Las pupilas, verticales;
    las uñas descomunales…
    ..y hay que repasar el rabo -un rabo muy tieso porque el gato es muy travieso-
    Y aquí tienes ¡Gato fino!
    El simpático felino
    que es dos veces animal,
    porque es gato y araña (¡que chiste sensacional!)
    :))))

    Responder
  3. Ángeles |

    El delicado equilibrio vital y el caos que ocasiona el aleteo de una mariposa… Me encanta este cuento!!!!

    P.D. En Modo Impaciente… cambiáis de barrio? cambiáis de espérate? cambiáis la harina…? Quéeee!!!??? XDDD

    Responder
  4. Santiago (77 años) |

    Por fin, un cuento con gato.
    Hace muchos años tuve gatos, uno tras otro.
    Que maravilla de animal, que inteligente, para mí es un “sobreviviente”.
    Yo creo que el gato en su interior, sabe o piensa que es un felino; se siente superior.
    Los gatos que yo he tenido se medicaban ellos mismos; a esa conclusión llegamos al ver que en algunas ocasiones tenían vómitos, mezclados con hierbas.
    Eran otros tiempos y otras tribulaciones, ni sabíamos que existiera la enigmática enfermedad llamada “panleucopenia”.
    ¿Y que hablar del “ronroneo”?.
    Estupendo cuento “churreros”.
    Quedo expectante ante el “cambio”
    Larga vida.
    .

    Responder
  5. Chemari |

    Churreros, ni con estas.

    He visto el primer video,

    he leído el churro,

    he visto luego el resto de los vídeos.

    Y no hay manera, los videos de gaticos son una absoluta tontería los mires por donde los mires.

    (Decidle a PACMA que los voy a seguir votando, pero no les deis mi dirección, por si acaso)

    Responder
  6. Lais |

    Gracias por todos esos cuentos que nos colgáis cada día sin pedir nada a cambio. Es un placer poder participar en un cachito de vuestra imaginación. Me ha gustado mucho. Espero poder algún día poder tener otra vez a mis cuatro fieras libres de paredes.

    Responder

Échale azúcar a este churro