Cuentos como churros

Cada día, un cuento recién hecho (cerramos festivos)
IMG_2387

Trabajo, trabajo, trabajo

escrito por Sr.Churrero / ingrediente de Comandante Tom

«Este mundo es un lugar de negocios. ¡Qué ruido infinito! Me despierto casi todas las noches con el mecánico jadeo de la locomotora. Interrumpe mis sueños. No hay Sabbath. Sería glorioso ver a la raza humana en calma por una vez. No hay nada excepto trabajo, trabajo, trabajo.»

Henry David Thoreau pronunció estas líneas en 1854. Hoy, La Churrería las hace suyas para celebrar que algunos de nosotros –y de vosotros– nos vamos de vacaciones. Y como estamos embelesados leyendo a este dios indomable, padre de la desobediencia civil y de los paseos por el campo, se nos ha ocurrido que a lo mejor podríais cubrirnos la jornada laboral y echarnos una mano para sacar el churro de hoy.

Si os parece, haremos una lista con todos los deseos que tengáis para estas vacaciones. Todos los deseos serán válidos, pero puntuarán doble los que sugieran abolir el trabajo. Como dijo aquel sabio, «mi juego, mis normas».

Y para ir calentando, empezamos nosotros:

– Trabajar lo menos posible hasta que llegue el día en que, sin darte cuenta, tu jefe ya no te eche (de menos).

Podéis añadir los vuestros en los comentarios y nosotros iremos agrandando la lista a lo largo del día. ¿Os parece bien? Pues venga, ¡a trabajar!

– Por mí… seguiría sentada en el sofá, desayunando y leyendo cuentos hasta el jueves por la tarde, que es cuando empiezan mis mini vacaciones y me voy a PirineoSur a bailar!! Hasta que salga el sol y se vuelva a poner y vuelva a salir y se vuelva a poner y… (Lucía).

– Mis vacaciones ideales son aquellas en las que me levanto tarde después de una noche de tertulia y risas, que voy a la playa por las tardes, tumbada en la hamaca leyendo y tomando un mojito o caípiriña, hasta que se hace la hora de irse por ahí, a cenar con la familia, las que viajo mucho, disfruto haciendo fotos y sobre todo, las que no tengo que preocuparme de lo que tengo que preparar de comida o de cena 😉 (Ángela).

– Mis vacaciones ideales son: el día antes de salir de viaje (hoy!) recibo una llamada: “Nos gusta tu proyecto. Queremos desarrollarlo y tenemos un presupuesto. No hay prisa, comenzaríamos a mediados de septiembre!” Yuhuuu! Que vacaciones más maravillosas voy a pasar! Un cordial saludo desde Múnich! (Helen).

– Si no podemos acabar con él (ni falta que hace), que la vuelta al trabajo sea como seguir de vacaciones. Feliz descanso churreros!!! (Chemari).

– Mi trabajo ideal seria levantarme cuando el cuerpo me lo pida hacer una clase de yoga pasear a mi perra un poco de lectura y pelis y un buen masaje al atardecer.Cena en una terracita con buena companyia.Felices vacaciones queridos churreros (Isabel).

– …escribiera Cesar Vallejo en sus Poemas Humanos aquello que decía: “Un albañil cae de un techo, muere, y ya no almuerza”. Y con tristeza pienso que seguramente trabajaba duramente el desafortunado obrero para comer…y el trabajo no permitió que ese fatídico día lo hiciera (Edu).

– Dímelo ya, necesitas descansar, ahora dímelo ya, esperar está de más, porque va a suceder, EL VERANO DEL AMOR, sé que va a suceder, ¡¡la revolución sexual!! Y hace días que sabes que no, que a veces no hay que tener la razón. Well, are you ready to go? Tú que decidiste que tu vida no valía, que te inclinaste por sentirte siempre mal, que anticipabas un futuro catastrófico, hoy pronosticas la revolución sexual. Tú que decidiste que tu amor ya no servía, que preferiste maquillar tu identidad, hoy te preparas para el golpe más fantástico ¡¡porque hoy empieza la revolución sexuaaaaaallllll!! [La Revolución Sexual, La Casa Azul] (Kasirucita).

– “La vida te la dan pero no te la regalan” ¿Quien dice que la jubilación es aburrida? Es un regalo……..aunque a veces dure poco (Goyi).

– Yo este año me saltaré las vacaciones (muy a mi pesar), aunque en mi mente solo hay grandes playas de alquitrán, atardeceres de hormigón y cielos despejados de sol, seguiré luchando por que todo cambie a mejor (Jon R. C. Durand).

– …pues desde Canarias lamento, estimado, su pesar. Y mucho…ya que desde aquí definimos “playaera” como a “esa especie de sandalia fresca y arenera que llora al pasear por las ahora urbanizaciones turísticas y costeras”. Deseo con todas mis mejores intenciones que el saltarse las vacaciones no le suponga tal enorme trabajo como el que requeriría cambiar todo a mejor. Un abrazo estival (Edu González).

– Decía Thoreau que un hombre es rico por el número de cosas que puede permitirse dejar en paz. Pues bien, que mejor que dejar en paz el trabajo. Ni tan siquiera le susurréis (Salamandra).

 

Sobre el ingrediente

Hoy, lo de trabajar poco lo llevamos hasta el extremo. Así que utilizamos aquí las propias palabras de Comandante Tom, dueño de esta imagen, para que le conozcáis un poco mejor: me llamo Santiago y trabajo en incomunicación. O lo que es lo mismo, en los límites de la tecnología, la comunicación y la cultura. Soy de esas personas que llevan lo suyo muy dentro. Esto incluye mi pelo. De ahí lo primero que despertó mi interés en esta imagen. Calvo. ¡Zas! Comenzamos mal. No doy el perfil. No nos quedemos en la superficie, que hay grandes melenudos internos. Pero no se distraigan los churreros con mi evidente intención de centrar la atención en mi pelazo ausente. Fíjense en la quimera de la petición. ¿Es usted responsable? Asaltaba la reportera con sus preguntas a los anónimos viandantes. ¿Responsable yo? No, no, que va. Yo no hice nada. Ninguno preguntó, ¿responsable de qué? Suerte, amigos de Calvo con la búsqueda. Gracias a todos y lo dicho, feliz trabajo.

17 Comments

  1. Lucía |

    – por mi… seguiría sentada en el sofá, desayunando y leyendo cuentos hasta el jueves por la tarde, que es cuando empiezan mis mini vacaciones y me voy a PirineoSur a bailar!! Hasta que salga el sol y se vuelva a poner y vuelva a salir y se vuelva a poner y…

    Responder
    • Sr.Churrero |

      Lucía, no sabemos lo que opinaría Thoreau, ¡pero a nosotros nos das mucha envidia! ¡Disfruta de tus vacaciones!

      Responder
      • Lucía |

        Pues… Os podríais venir! Juraría que allí no hay churrería como la vuestra! Os hago sitio en mi furgo!!

        Responder
  2. Angela |

    Mis vacaciones ideales son aquellas en las que me levanto tarde después de una noche de tertulia y risas, que voy a la playa por las tardes, tumbada en la hamaca leyendo y tomando un mojito o caípiriña, hasta que se hace la hora de irse por ahí, a cenar con la familia, las que viajo mucho, disfruto haciendo fotos y sobre todo, las que no tengo que preocuparme de lo que tengo que preparar de comida o de cena 😉

    Responder
  3. Helen |

    Mis vacaciones ideales son: el día antes de salir de viaje (hoy!) recibo una llamada: “Nos gusta tu proyecto. Queremos desarollarlo y tenemos un presupuesto. No hay prisa, comenzaríamos a mediados de septiembre!” Yuhuuu! Que vacaciones más maravillosas voy a pasar!

    Un cordial saludo desde Múnich!

    Responder
  4. Chemari |

    Si no podemos acabar con él (ni falta que hace), que la vuelta al trabajo sea como seguir de vacaciones.

    Feliz descanso churreros!!!

    Responder
  5. isabel |

    Mi trabajo ideal seria levantarme cuando el cuerpo me lo pida hacer una clase de yoga pasear a mi perra un poco de lectura y pelis y un buen masaje al atardecer.Cena en una terracita con buena companyia.Felices vacaciones queridos churreros

    Responder
  6. Edu González |

    …escribiera Cesar Vallejo en sus Poemas Humanos aquello que decía: “Un albañil cae de un techo, muere, y ya no almuerza”. Y con tristeza pienso que seguramente trabajaba duramente el desafortunado obrero para comer…y el trabajo no permitió que ese fatídico día lo hiciera.

    Responder
    • Kasirucita |

      Dímelo ya, necesitas descansar, ahora
      dímelo ya, esperar está de más, porque
      va a suceder, EL VERANO DEL AMOR,
      sé que va a suceder, ¡¡la revolución sexual!!
      Y hace días que sabes que no,
      que a veces no hay que tener la razón.
      Well, are you ready to go?
      Tú que decidiste que tu vida no valía,
      que te inclinaste por sentirte siempre mal,
      que anticipabas un futuro catastrófico,
      hoy pronosticas la revolución sexual.
      Tú que decidiste que tu amor ya no servía,
      que preferiste maquillar tu identidad,
      hoy te preparas para el golpe más fantástico
      ¡¡porque hoy empieza la revolución sexuaaaaaallllll!!.
      [La Revolución Sexual, La Casa Azul]

      Responder
      • Kasirucita |

        Que no falten los ritmos frescos y bailables, sobretodo en el trabajo, mejoran la productividad :))

        Responder
  7. Goyi |

    “La vida te la dan pero no te la regalan”
    ¿Quien dice que la jubilación es aburrida?
    Es un regalo……..aunque ha veces dure poco

    Responder
  8. Jon R. C. Durand |

    Yo este año me saltaré las vacaciones (muy a mi pesar), aunque en mi mente solo hay grandes playas de alquitrán, atardeceres de hormigón y cielos despejados de sol, seguiré luchando por que todo cambie a mejor.

    Responder
    • Edu González |

      …pues desde Canarias lamento, estimado, su pesar. Y mucho…ya que desde aquí definimos “playaera” como a “esa especie de sandalia fresca y arenera que llora al pasear por las ahora urbanizaciones turísticas y costeras”. Deseo con todas mis mejores intenciones que el saltarse las vacaciones no le suponga tal enorme trabajo como el que requeriría cambiar todo a mejor. Un abrazo estival.

      Responder
  9. Salamdra |

    Decía Thoreau que un hombre es rico por el número de cosas que puede permitirse dejar en paz. Pues bien, que mejor que dejar en paz el trabajo. Ni tan siquiera le susurréis.

    Responder
  10. Ángeles |

    Ayyyy q me quedo sin desayunar!!!! 😀

    … mis vacaciones ideales son esas en las que no hay espacio/tiempo. Q pueden comenzar aquí y ahora, con una mochila a la espalda, la mejor compañía, un buen libro (o muchos Churros) cámara de fotos en mano y salir por la puerta sin rumbo, ni destino definido. Siguiendo nuestros propios deseos, llegando hasta donde queramos llegar y sencillamente disfrutar del viaje. Sin espacio ni tiempo. Todo un planeta por descubrir!!

    Responder

Échale azúcar a este churro