Cuentos como churros

Cada día, un cuento recién hecho (cerramos festivos)
carta desde sao paulo

Sao Paulo, 3 de marzo de 2017

escrito por Sr.Churrero / ingrediente de Pelé y La Gioconda

Queridísimos churreros:

Hoy hace una semana que llegué a Brasil y sigo viva. No es que pensara morirme aquí, pero seguro que andabais preocupados, sobre todo por si se me ocurría quedarme. Tranquilos, mañana cogeré un avión enorme y lo llevaré de vuelta a Madrid.

Lo cierto es que pensaba mandaros una postal, pero los brasileños no son de postales, ni de sellos, ni de oficinas de correos. Lo cierto es que para hoy había escrito El Gran Relato De Mi Generación, pero otra vez será. Seguro que otra vez será, porque después de una semana leyéndoos a 8.000 kilómetros y cuatro horas de distancia, una se da cuenta de cuánto mola lo que hacemos y de cuánto mola que lo hagamos juntos.

Ayer llegamos a los 500 churros y pensé que tan importante ha sido este como lo fue el 499, como lo será el 501. Y que no me importa si nos lee Pelé o La Gioconda, que a mí lo que me importa es seguir teniendo este subidón cada vez que compartimos lo que hemos escrito, cada vez que nos damos consejos, cada vez que nos animamos a seguir, cada vez que mandamos el mailchimp a nuestros clientes, orgullosos de haber escrito algo que podríamos enseñarle a Pelé, a La Gioconda.

Yo pensaba contaros en esta carta algunas cosas sobre este país. Cosas que no os haya contado nadie antes, cosas que no vengan en la Wikipedia, cosas como que para hablar portugués solo hay que juntar los labios como si fueras a dar un beso. Pero he preferido deciros que la churrería, con todos sus churreros dentro, ha hecho que mi vida me guste muchísimo más.

Siento mucho que hoy tampoco hayáis podido leer El Gran Relato De Mi Generación. Es una pena porque era bastante bueno. Otra vez será, ¿verdad?

Hasta mañana, queridísimos churreros.

 

Sobre el ingrediente

Señoras y señores clientes, ¿creíais que me había olvidado de vosotros? ¡Pero si sois lo más divertido, exótico y random que hay en esta churrería! No os cambiaríamos ni por Pelé ni por La Gioconda. Y por eso así nos va. De bien. De genial.

16 Comments

  1. Un churrero |

    Querida compañera,
    Qué ilusión recibir tu carta desde tan lejos. ¿Lo has pasado bien? ¿Has ligado mucho en los Carnavales? ¿Es tan guapo Pelé como lo pintan? ya tengo ganas de que vuelvas y nos cuentes El Gran Relato De Tu Generación, aunque sea de boquilla, en portugués y con unas birras por delante.
    Te esperamos de vuelta. Buen viaje.

    Responder
    • Sr.Churrero |

      Hola, churrero! He ligado un montóNO! Y Pelé de espaldas es casi como tú de guapo! Ganas de birras y de portugués y de volver!

      Responder
  2. Otro churrero |

    Ay, churrerilla mía.
    Qué bonito recibir cartas en papel a estas alturas de siglo. Aún recuerdo cuando te conocí en la boca de Metro de Tirso el día en que nos enrolamos en esta churrería loca.
    Ahora andas planeando por los cielos del mundo y yo haciendo la espera antes de una visita comercial. La prosa frente a la poesía.
    Llevamos quinientos ya y parece que fue ayer.
    Tuyo afectísimo.

    Responder
    • Sr.Churrero |

      Churrero 2! Sabía que te gustaría el churro 501, que ya quisieran los Levis sentar tan bien! Tuya afectísima y con ganas de rodearte!

      Responder
  3. Chemari |

    Hasta mañana,

    esperando que llegue ese Gran Relato de Nuestra Generación

    Vuestro siempre.

    Responder
  4. Estela |

    Querida churrera:
    Qué bonito recibir una carta desde el otro lado, no del charco, sino de la churrería. Sólo por eso, bien merecerá la pena esperar por el Gran Relato de Nuestra Generación.
    Gracias por vuestra generosidad y por estas deliciosas delicias.
    Un abrazo

    Responder
  5. Angela |

    Muy buenas tardes churreros!! Hay que ver que sorpresa, no sólo meriendo churros si no que además los churreros también se mezclan con la clientela,un placer desayunar cada día con vosotr@s. Feliz fín de semana 😀

    Responder

Échale azúcar a este churro