Cuentos como churros

Cada día, un cuento recién hecho (cerramos festivos)
la rosa_laura caballero 12.23.10 a. m.

La rosa

escrito por Sr.Churrero / ingrediente de Laura Caballero

A la niña la sujetaron entre tres. Su madre le decía: «no te va a doler». Pero era mentira. El dolor como una abeja furiosa aguijoneando la carne. Dulce carne de niña.

A los gritos de ella, volaron pájaros. Por los agujeros que el óxido había abierto en el tejado de chapa, la niña vio plumas azules, y luego el sol amarillo como un limón. Lima, limón, nunca recuerda cuál es cada uno. Después el sol se difumina y se desdibuja y el cuerpo que patalea tenso como un cable de acero se queda blando, blando como si fuera de trapo, y la cabeza cae colgando y los ojos se vuelcan hacia dentro.

Lo mismo que sus hermanas, quedó protegida de toda perturbación. Sangró durante dos días gotitas diminutas, como rubíes, engarzadas en el kikoy que le hacía de vestido.

Durante muchos años, recordó los parabienes de la gente, el sabor del zumo de papaya, y a su madre, cacheteándole las mejillas con sus dedos nudosos de obrera de la tierra, diciendo: «ya ha pasado lo peor». Y eso también era mentira.

 

 

Sobre el ingrediente

Laura Caballero nos ha enviado esta rosa. Seguramente, ella no estaba pensando en la mutilación genital femenina cuando la hizo pero, a veces, una imagen dispara una idea usando un mecanismo extraño. La rosa, abriéndose a la vida. Nos da una pena inmensa que se corten las rosas. Más de 200 millones de mujeres y niñas vivas actualmente han sido objeto de la mutilación genital femenina. Y este es un dato que tenemos que conocer. Muchísimas gracias, Laura, por habernos ayudado a contar esta historia. A Laura la conocemos desde hace mucho, desde que abrimos La Churrería. Ella es una artista con la cámara y nosotros lo sabemos porque llevamos mucho tiempo siguiendo sus fotos y enamorados de su sensibilidad. Os animamos a que os asoméis a los ojos de esta reina de Instagram.

8 Comments

  1. Kasirucita |

    Allá en la noche un grito,
    Y se escucha lejano.
    Cuentan al sur,
    Es la voz del silencio.
    En este armario hay un gato encerrado,
    Porque una mujer defendió su derecho.

    De la montaña se escucha la voz de una rayo,
    Es el relámpago claro de la verdad.
    En esta vida santa que nadie perdona nada,
    Pero si una mujer pelea por su dignidad.
    [DIGNIDAD, Lila Downs]

    Responder
  2. Angela |

    Muy buenas noches churreros!!! Brutaaaaal el cuento de hoy, por su narrativa y por la historia que desgraciadamente aún está vigente hoy en día. Cuando se darán cuenta algunas personas que hay tradiciones que tendrían que haber desaparecido ya, cuanto tardaremos en que solo sea un cuento, una leyenda, algo del pasado que no vuelva a suceder mas 🙁

    Responder
  3. Laura "Tataluli" |

    Muchas gracias señores churreros. Una triste historia, que desgraciadamente se sigue repitiendo, pero muy bien transmitida, con mucha sensibilidad! Hacemos bien en denunciarlo. Me encantaría que al igual que mi rosa… nunca fuesen cortadas y perdurasen en el rosal, con toda su belleza íntegra hasta el final de sus días.
    Buenas noches y muchas gracias.

    Responder
  4. Ángeles |

    … Gracias x el churro de hoy… necesitaremos nacer muchas veces para hacer un mundo mejor. Soñadora q es una.

    Lo voy a compartir hasta el infinito y más allá…

    Responder

Échale azúcar a este churro