Cuentos como churros

Cada día, un cuento recién hecho (cerramos festivos)

Así funciona nuestra churrería

Churros frescos

PORTADA CHURRERA 660

No encontramos la manera de decir gracias

Lo del día 29 en el Umbral de Primavera fue sencillamente genial. Nos brotan las lágrimas y las sonrisas al recordarlo pero, cosa extraña dada nuestra naturaleza cuentista, no nos brotan las palabras. Nos vemos incapaces de construir un cuento de propina que refleje lo bien que nos sentimos los siete ese día. Ni siquiera tenemos una foto decente que echar a la página, una en que se vea toda […]Leer churro

lucas-favre-335248

El corredor de fondo

El corredor de fondo se alisa la camiseta sin mangas, leve como la brisa breve que silba senda arriba. Se ajusta la cinta al pelo y aprieta con el dedo índice, sobre el nacimiento de su nariz, las gafas de sol aerodinámicas. Da unos pasos violentos, levantando mucho las rodillas, y bracea de izquierda a derecha antes de echar a correr. Escupe el chicle. Se santigua sin saber bien por […]Leer churro

Extinción Gema Benito

Extinción

Éramos tantos y tan insultantemente fértiles, tan duchos en las artes de pesca, el canto, la danza y el buen vivir, que creíamos que sería necesario un millón de años para extinguirnos. Hoy, sin embargo, sobre la arena de esta playa, todo termina. Nuestro tiempo ha prescrito y estamos resueltos a desaparecer. Nos vamos desprendiendo sin prisa de nuestros ropajes, de nuestros fetiches, de nuestros miedos. Los abandonamos en pequeños […]Leer churro

Soplar y apagar las luces_Otoño Suzume

Soplar y apagar las luces

El hombre que se va de la ciudad busca un cigarro en la guantera, lo enciende con una mano y baja la ventanilla para dejar salir el humo. Es de noche. La ciudad queda como un puñado de luciérnagas a su espalda. Dentro de una de esas luces hay una mujer a la que está abandonando. Dentro de esa mujer hay un niño que aún no ha nacido. El hombre […]Leer churro

Mentiras_Angeles_Pizarro 2

Mentiras, mentiras y más mentiras

Hace unas semanas pasé unos días en mi pueblo. Mientras mi madre me servía un generoso plato de arrosejat —ay, hijo, qué flaco vienes, ¿es que no te dan de comer en Madrid?—, yo aproveché para comentar que estábamos pensando en cerrar Cuentos como churros. Había sido un proyecto muy bonito, expliqué, y sin duda todos habíamos aprendido mucho —uf, esta sepia está de muerte, ¿no hay más alioli?—, pero […]Leer churro

20151121_arantxa aesebe2

La hoguera

Víctor, que es el mayor y el que más sabe de estas cosas, prepara el fuego. Primero, coloca ramitas secas, finas y frágiles, que han recogido por el parque. Forma una pirámide en la tierra con ellas con la paciencia de un artesano. Kike se le acerca: — ¿Vamos a usar pastillas para encenderlo? —dice. Víctor mira a Kike con una sonrisa. — ¿Tú crees que hace falta? —dice. Kike […]Leer churro

concha

Arte vitral

Mi vecina de enfrente es una vidriera policromada del siglo XV que se llama Concha, y cuando coincidimos en el descansillo, Concha me dice que no hay derecho, que a día de hoy nadie se acuerda de ellas, que ya ni aparecen en las guías turísticas, ni las señalan con admiración ni nada de nada, que tú viajas hasta Florencia, o hasta Burgos, y que la gente no habla de […]Leer churro

Libertad Estefa dos perros fila visigodos

El misterio de los perros en fila

Lo que pasa es que Bimba y Chucho llegaron al jardín de nuestra casa una mañana de verano y se colocaron allí, uno detrás de otro, mirando hacia la casita de madera para pájaros que habíamos construido con los niños. Por alguna razón que desconocemos, una familia de estorninos visigodos se había aposentado en ella y no dejaba de graznar y piar todo el día, llenando el aire con sus […]Leer churro

Clorofila19587

Hasta las trancas

Sabes que estás enamorado hasta las trancas cuando ves el rostro de tu amada en todas partes, en cada paraguas abierto, en una hoja de otoño, en la espiral arrugada de un regaliz. Sabes que estás enamorado hasta las trancas cuando el rostro de tu amada se te aparece en la ropa que da vueltas en el tambor de la lavadora: esa arruga de la camisa es la boca, ese […]Leer churro

roberto-canedo-294128

La buena gente de Mañanitas

Mañanitas está a unos pocas millas de la frontera. Tiene un perfil irregular de casas encaladas. Hay jardineras, barandas de metal labrado y paños de colores oreando frente a las ventanas. En Mañanitas conviven dos iglesias que distan unos pocos metros, una católica y otra pentecostal. La pentecostal está ahí para los gringos que se acercan a pasar el domingo a este rincón de México. Los gringos que nos visitan tienen el fulgor […]Leer churro