Cuentos como churros

Cada día, un cuento recién hecho (cerramos festivos)

Así funciona nuestra churrería

Churros frescos

20160621-Isabel delgado

No hacer nada

El camarero se ha metido en la cocina pero Correa y Antonio hablan en voz baja, los codos en la barra, la mirada en el fondo de sus vasos de cerveza. –Ella sabía perfectamente quién eras tú, quién era yo, y, sin embargo, me eligió a mí –dice Correa–. Nunca lo entendí. Antonio se encoge de hombros y levanta la mirada, observa de reojo la puerta de la cocina, por […]Leer churro

cuentos como churros

Fronteras

En agosto nos vamos todos quince días a la playa. La abuela, el abuelo, papá, mamá, la tía Encarni y yo. Papá se levanta muy temprano y sale del apartamento con la sombrilla de pincho en una mano y el abuelo untado en Nivea en la otra. Son las siete de la mañana. Vamos a coger sitio, dice, y cierra la puerta como si fueran las doce del mediodía. A las […]Leer churro

Hija, secreta, Macao, accidente, huevos fritos, patio, ventana, cocina, sangre, geranios, camisón, blanco Alexandra-Lopez-Navarro

La hija secreta de los Macao

Los Macao fueron vecinos nuestros en el pueblo. Suya era la casa de paredes fucsia a espaldas de la conservera. No tenían hijos y se dice que el marido andaba siempre borracho. Una tarde que había bebido de más, cogieron el coche, se salieron en una curva y la mujer se mató. Él se partió algún hueso. Yo era aún muy pequeña pero cuentan que el marido abandonó la casa […]Leer churro

Bangkok Bizarro

Bangkok bizarro

La muñeca, la niña, la chica, mueve las caderas como si tuviera algo muy picante metido dentro del coño. Se frota contra la esquina del sofá, se levanta la falda, se deshace de su piel y la va dejando a jirones por las esquinas. Exactamente idénticas a ella se repiten cuatro, ocho, dieciséis mujeres tailandesas multiplicadas por cien en los espejos. Se contorsionan como si el viento soplara fuerte y […]Leer churro

ilsutrado

Técnicas de masoquismo

El científico introvertido solo tiene ojos para la ciencia. Lleva todo el día encerrado en el cuarto de la plancha, inmerso en arduas investigaciones que, tarde o temprano, le traerán el reconocimiento y la gloria. Hoy tampoco ha descubierto nada importante. Si acaso, la insólita belleza que despliegan algunos minerales vistos al microscopio. La revelación ha pillado por sorpresa al científico introvertido y, a pesar de su indiferencia natural hacia […]Leer churro

Over the rainbow

Over the rainbow

El hombre de lata está impaciente. Hay una cola de domingueros detrás de Dorothy y ella no termina de decidirse. A él le han puesto ahí en la taquilla para hacer caja. Le dice a Dorothy que no se lo piense tanto, que pague y eche a andar de una vez por el camino de baldosas amarillas. Alarga la palma de la mano con un chasquido metálico. Espera las tres […]Leer churro

Imagen de Inés Andrés

La ciudad y el amanecer

Hay un bar en una esquina de la ciudad que sirve un café oscuro, denso y caliente, y unos churros recién hechos. Los taxistas del turno de día aparecen justo un poco después del amanecer, cuando la luz del sol no hiere todavía los ojos. Dejan sus coches en doble fila, frente a la puerta, y al entrar saludan con poco entusiasmo a los operarios del camión de limpieza, a […]Leer churro

sara alerm cuentos como churros

Los pensamientos no aguantan bien el frío (IV)

Niño y yo nos vamos al parque. Es verano y hace calor. De camino, él se cruza con otro perro y yo me cruzo con su dueño. El mío le olisquea el culo y el suyo se deja, hasta que ese señor con bañador corto y barba larga interrumpe el cortejo con unas galletas para ellos y unas palmadas amables para Niño. Recoge a su perro y se va. Niño me mira […]Leer churro

Jesús Serrano agua fuente matrimonio mujer niña muchacha chorro

Agua

De niña le encantaba el agua. Iba corriendo a la fuente, hacía un cuenco con la palma de la mano y se hartaba de beber agua. El chorro fresco le llenaba la boca, le caía por la manga, le empapaba el vestido. Ella soñaba con manantiales. Deseaba caerse a la poza y beberse todos los peces del río. No veía nada malo en ello. Con doce años, seguía bebiendo agua. […]Leer churro

_MG_2498-Editar

Invisible

El vendedor de globos es invisible. Y eso que a su alrededor orbitan docenas de esferas multicolor, como pequeños soles cambiantes. Verde. Rojo. Amarillo. Violeta. Azul. Todos los colores del mundo se arraciman sobre su cabeza. También hay osos hinchables. Perritos Snoopy que apuntan su nariz al cielo. Corazones rebosantes de rojo y helio. Allá donde va el vendedor de globos, le sigue un universo de formas y colores. Y, […]Leer churro